La Balona se reencontró con la senda de las victorias a domicilio en un campo muy complicado como es el Palmar.

El partido se puso de cara a los dos minutos de iniciarse: un centro de Víctor Mena fue controlado de manera impresionante por Iván Martín y en el mano a mano con el guardameta verdiblanco fue derribado por éste. La pena máxima fue lanzada por Ñito que adelantó a los de Calderón en el marcador.

En el minuto 7 el equipo local contestó por medio de Arasa, cuyo disparo fue parado por un Nacho Miras que demuestra por días que es uno de los mejores porteros de la categoría.

En el 15, Coulibaly lo intentó desde la frontal del área pero su disparo se fue directamente a las manos de Isma Gil. Cuatro minutos después fue Ñito el que lanzó alto, y en el 23 llegó la jugada que posiblemente marcó el devenir del partido: el colegiado expulsó al jugador local Theo Cruz por propinar un codazo a Iván Martín en una disputa aérea. Los pupilos de Romerito acusaron el golpe, quedándoles más de tres cuartas partes del encuentro por delante.

Coulibaly lo volvió a intentar de nuevo rebasándose la media hora de juego, pero su disparo salió ligeramente desviado y un minuto después, un tiro cruzado de Iván Martín es sacado bajo los palos por un defensor local.

Fue el aviso de lo que vendría tan solo en un par de minutos: un centro al segundo palo de Víctor Mena es devuelto de cabeza al corazón del área pequeña por Koroma y el centrodelantero balono, anticipándose a todos, consiguió el 0-2 y el gol número 1000 de la RBL en la segunda “B”.

En el 36, el colegiado perdonó un nuevo penalty (esta vez sobre Óscar Arroyo), que fue derribado justo sobre la frontal del área cuando se disponía a culminar un contraataque de manual de la Balona. En los últimos instantes de la primera mitad, el Sanluqueño tocó arrebato y dispuso de dos ocasiones: un disparo lejano de Facu Ballardo que se marchó ligeramente desviado y una vaselina de Adrián Armental que se fue por encima del larguero.

Comenzó la segunda mitad y a los seis minutos de la reanudación todo pudo volver a cambiar. El árbitro decretó pena máxima en el área blanquinegra por manos de Óscar Arroyo. El penalti fue lanzado por Diego Cervero y un espléndido Nacho Miras detuvo en dos tiempos abortando así una posible reacción del elenco blanquiverde. La Balona reaccionó y por medio de Din Alomerovic volvió a poner a prueba a Isma Gil en el minuto 53.

El macedonio, dos minutos después, botó una falta lateral y el remate de Carrasco se fue por encima del larguero. Y en el 56 llegó la sentencia: gran pase de Iván Martín a Koroma que se plantó ante el portero local y le batió de disparo cruzado y ajustado al palo.

El sierraleonés consiguió así su segundo gol de la temporada. Cinco minutos después llegó el golazo del partido: Luis Alcalde, desde más de 25 m. de distancia lanzó un trallazo impresionante que batió a Isma Gil tras tocar en el palo. Gran gol que puso la guinda a un excelente encuentro de los blanquinegros.

A partir de ahí, la Balona controló bastante bien el partido, manejando el esférico con mucho criterio. Calderón aprovechó para que el linense Loren saliese al terreno de juego y demostrase en un par de jugadas que es un jugador rápido y descarado.

El Sanluqueño tiró de orgullo y estuvo a punto de acortar distancias mediante el lanzamiento de un libre directo por parte de Marcos Torres. Nacho Miras contestó realizando una gran parada y dejando de nuevo su portería a cero.

Con este resultado, la Balona se acerca aún más a la zona de privilegio a la espera de disputar el partido atrasado con el Marbella, que pese a que está en una mala racha de resultados, tiene potencial para despertar en cualquier momento.


Alineación: Nacho Miras, Óscar Arroyo, Víctor Mena, Fabrizio Danese, Carrasco, Coulibaly, Masllorens, Ñito, Koroma, Din Alomerovic y Ivan Martin.


Cambios: en el min. 57, Luis Alcalde salió por Koroma. En el 65, Pito Camacho y Chironi suplieron a Iván Martín y Coulibaly y en el 69, Alomerovic y Ñito dejaron sus puestos a Loren y Nacho Huertas respectivamente.