CARTA DE DESPEDIDA | ISMAEL CHICO

Compartir...

Queridos aficionados, ha llegado la hora de decir adiós. Ha sido una decisión difícil pero la necesidad de enfocar mi vida hacia otros caminos me ha hecho plantearme mi continuidad en el club. No ha sido sencillo, os lo aseguro, porque llevo a la Real Balompédica Linense en lo más hondo de mi corazón, donde seguirá hasta el último de mis días, pero creo que es el momento de tomar otro derrotero en mi vida y la de mi familia.
Dejo atrás veinte años de dedicación absoluta, dieciséis de ellos como jugador en los que me hice un hombre gracias a personas como Alfredo Gallardo y los entrenadores y los compañeros que tuve en todo ese tiempo. Los otros cuatro han sido como director deportivo en los que he aprendido muchísimo de la mano de compañeros que serán amigos para toda la vida. He conocido alegrías y sinsabores que me han hecho madurar y siempre estaré agradecido a mi paso por la Balona. Agradezco a Raffaele Pandalone la confianza que depositó en mí para que asumiera un cargo de la importancia de la dirección deportiva de la entidad y de esta manera seguir vinculado a ella. Además, como linense y balono, también agradezco estos dos años en los que el equipo ha estado en una categoría tan difícil pero a la vez bonita de la Primera Federación, a la que espero que regrese cuanto antes.
En esta última etapa hemos vivido momentos muy complicados de los que conseguimos salir airosos hasta que esta temporada nos ha tocado vivir la amargura de un descenso. Tengo la certeza de que la próxima temporada será la del regreso a Primera Federación, aunque esa tarea será dura y necesitará del respaldo de todos. Yo no estaré, pero apoyaré desde la grada para que la Balona retorne a la categoría en la que debe estar por su centenaria historia. Por ello espero que la gestión de Andrés Roldán y su equipo sea lo más fructífera posible y que la afición vuelva a vibrar como en los mejores momentos de su historia.

Comenta la publicación

You must be logged in to post a comment.